Quienes Somos

Pozolería Matamoros surge aproximadamente hace 100 años cuando nuestra bisabuelita Juanita Guzmán preparó para un gran número de comensales su más exquisito platillo “el pozole blanco” auténtico de Guerrero, dejando a todos impresionados por su inigualable sabor.

Años más tarde, una de sus hijas, nuestra abuelita Lupita Herrera se inició como buena emprendedora en el arte del pozole, ofreciéndolo durante varios años en el corazón de Izúcar de Matamoros de donde era originaria.

Trasmitió la receta íntegra a su única hija, mamá Lucina, quien junto a papá Mardonio, emigraron a la ciudad de Puebla para dar a conocer nuestro exquisito Pozole desde 1969.

Gracias a su constancia, esfuerzo y dedicación, ahora Usted está siendo atendido por nosotros, la cuarta y quinta generación, quienes nos sumamos a esta tradición de sabor y calidad, ofreciéndole un Pozole elaborado con productos 100% mexicanos.

Además de nuestra especialidad, aquí puede degustar una gran variedad de antojitos que deleitarán su paladar.
En Pozolería Matamoros agradecemos su preferencia.

En Pozolería Matamoros estamos comprometidos en satisfacer las necesidades gastronómicas, ofreciendo platillos elaborados de forma artesanal, conservando la sazón que heredamos de nuestros fundadores, cuidando los más altos estándares de calidad y brindando un excelente servicio que sobrepase las expectativas de nuestros clientes.
Además de ser un espacio de trabajo que permite la realización personal y el desarrollo de
nuestros colaboradores.

Consolidarnos como una empresa familiar, reconocida por conservar las más deliciosas tradiciones gastronómicas y enaltecer el nombre de Puebla a través de los platillos típicos que ofrecemos.

  • Dedicación
  • Constancia
  • Entrega
  • Compromiso
Scroll to Top